Testimonios vinculan a nuevo papa con dictadura argentina

Por: La Jornada

Se le acusa de retirar la protección de su orden religiosa a dos jesuitas detenidos clandestinamente por el gobierno de facto.

bergoglio.02

Reuters
Publicado: 13/03/2013 13:44

Buenos Aires. Jorge Mario Bergoglio llegó al sacerdocio a los 32 años, casi una década después de perder un pulmón por una enfermedad respiratoria y de dejar sus estudios de química. Pero pese a su ingreso tardío, en menos de cuatro años llegó a liderar la congregación jesuita local, un cargo que ejerció de 1973 a 1979. Su ascenso coincidió con uno de los períodos más oscuros de Argentina, lo que le deparó fuertes críticas: la dictadura militar que gobernó el país entre 1976 y 1982.

El cuestionamiento remite al secuestro de dos jesuitas detenidos clandestinamente por el gobierno de facto por hacer tareas sociales en barriadas de extrema pobreza. Según la acusación, Bergoglio les retiró la protección de su orden religiosa. Ambos párrocos sobrevivieron a un encierro de cinco meses.

El señalamiento consta en el libro El silencio del periodista Horacio Verbitsky, también presidente de la entidad privada defensora de los derechos humanos CELS. Se apoya en manifestaciones de Orlando Yorio, uno de los jesuitas secuestrados, antes de fallecer por causas naturales en 2000.

“La historia lo condena: lo muestra como alguien opuesto a todas las experiencias innovadoras de la Iglesia y sobre todo, en la época de la dictadura, lo muestra muy cercano al poder militar”, señaló tiempo atrás el sociólogo Fortunato Mallimacci, ex decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires.

Los detractores de esa postura sostienen que no está probada y que, por el contrario, Bergoglio ayudó a muchos a escapar de las fuerzas armadas durante los años de plomo.

En el Vaticano, lejos de la mancha ignominiosa de la dictadura que aún sobrevuela sobre muchos de los que tuvieron actividad pública en esa etapa de Argentina, se espera que este hombre silencioso conduzca la estructura de la iglesia con mano férrea y con una marcada preocupación social.

Los políticos argentinos fueron varias veces blanco de la retórica filosa del sacerdote, que los ha acusado de no combatir la pobreza y querer enquistarse en el poder.

En el 2010, también se enfrentó al Gobierno de la presidenta Cristina Fernández cuando impulsó una ley para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

“No seamos ingenuos: no se trata de una simple lucha política; es la pretensión destructiva al plan de Dios”, escribió Bergoglio en una carta días antes de que el proyecto fuera aprobado por el Congreso.

Cardenal desde 1998, muchos de los pares que eligieron a Bergoglio lo conocieron por su inesperada y reconocida actuación de relator durante el Sínodo de purpurados del 2001.

Hijo de un hogar de clase media con cinco hijos, de padre ferroviario y madre ama de casa, poco afecto a aceptar invitaciones privadas y poseedor de un “pensamiento táctico”, según los especialistas, ahora deberá presentar sus credenciales ante más de mil millones de católicos.

Por: Clave Noticias

Revelan que en la dictadura Bergoglio sabía de las apropiaciones de bebés

BERGOGLIO (FRANCISCO I) OTORGANDO LA COMUNIÓN AL DICTADOR Y ASESINO SENTENCIADO ARGENTINO JORGE RAFAEL VIDELA

La testigo Estela de la Cuadra relató las gestiones de su madre ante el cardenal para localizar a su hermana y su sobrina nacida en cautiverio.

El cardenal Jorge Bergoglio podría ser llamado a declarar como testigo nuevamente en una causa por delitos de lesa humanidad, esta vez ante el Tribunal Oral Federal 6, por la causa Plan Sistemático de robo de bebés.

Así lo solicitaron la fiscalía y las querellas luego de que Estela de la Cuadra, hija de una de las fundadoras de Abuelas de Plaza de Mayo, relatara las gestiones que realizó su madre ante el religioso para localizar a su nieta desaparecida.

De la Cuadra relató el calvario que sufrió en carne propia con siete familiares desaparecidos, entre quienes se encuentra su marido Gustavo Fraire y su hermano Roberto José. Pero ayer su testimonio se centró en la desaparición de su hermana Elena, embarazada de cinco meses, y su esposo Héctor Baratti, ambos secuestrados en un operativo el 23 de febrero de 1977.

El 7 de julio de ese año, la familia recibió la primera noticia de que Elena había dado a luz a una beba, Ana, mientras estaba detenida en la Comisaría 5ª de La Plata. El parto fue luego confirmado por varios testigos y su caso es una de las 34 apropiaciones que se investigan en el juicio oral en el que están imputados entre otros los ex dictadores Jorge Rafael Videla y Reynaldo Bignone.

mas artículos sobre Jorge Mario Bergoglio, el nuevo Papa.

Bergoglio ocultó la complicidad del Episcopado argentino con la Junta Militar del dictador Videla

Operación cónclave

Bergoglio, Dictadura e Iglesia – Por Verbitsky

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s