Presentan pruebas donde se demuestra que Estados Unidos es el peor país que más viola los derechos humanos

tortura-de-EEUU

Miembros de las Fuerzas Especiales Británicas que estuvieron presentes en una prisión secreta estadounidense en Bagdad, capital de Irak, revelaron nuevos detalles respecto a algunos abusos a los derechos humanos perpetrados durante la invasión liderada por Estados Unidos contra el país árabe.

Con motivo del décimo aniversario de la invasión de Irak, que comenzó el 20 de marzo de 2003, varios exmiembros de la fuerza especial conjunta de Estados Unidos y el Reino Unido en Irak, relataron al diario británico, The Guardian, los horrores que presenciaron en Camp Nama, un centro de detención estadounidense situado en las inmediaciones del aeropuerto internacional de Bagdad.

“Vi cómo a un hombre le quitaban su pierna protésica y le golpeaban brutalmente en la cabeza con ella antes de arrojarlo a una camioneta”, declaró Ben Griffin, uno de los testigos.

Los interrogatorios realizados por personal civil y militar de EE.UU. eran tan brutales que no solo provocaron la condena de organizaciones internacionales, sino incluso la redacción de un informe oficial por parte de un investigador especial del Pentágono.

Según la información obtenida, los detenidos en el citado centro fueron sometidos a “palizas, frío extremo, amenazas de muerte, humillación y diversas formas de abuso psicológico o tortura”.

El informe añadió que los prisioneros iraquíes estaban sujetos a choques eléctricos. Asimismo, otro testigo indicó que los detenidos de Camp Nama estuvieron encarcelados durante largos períodos en celdas del tamaño de perreras grandes.

“Había cuatro celdas de interrogatorio conocidas como las habitaciones azul, roja, negra y clara. Esta última tenia sofás y alfombras, para mostrar un poco de amabilidad primero a los detenidos”, relató Griffin. “Los interrogatorios violentos tenían lugar en la sala roja y en la azul, mientras que en la negra se cometían los peores abusos”, añadió.

De acuerdo con un interrogador estadounidense entrevistado por organizaciones internacionales, se requieren autorizaciones escritas para muchos de los abusos infligidos a los prisioneros de Camp Nama, lo que indica que su uso fue aprobado por la cadena de mando.

Las Fuerzas Armadas estadounidenses atacaron Irak en 2003 y derrocaron el régimen de Saddam Hussein con el pretexto de que poseía armas de destrucción masiva, que jamás fueron halladas. Las cifras datan de casi un millón de muertos, así como también multimillonarias pérdidas materiales de un país que quedó en ruinas.

El actual presidente estadounidense, Barack Obama, hizo de su oposición a la invasión una de las fortalezas durante la campaña electoral de 2008, enfrentándose a su rival demócrata, Hillary Clinton, quien había votado a favor de la guerra como senadora.

Su doble rasero quedó demostrado cuando públicamente reivindicó la invasión y saludó a los estadounidenses que pelearon en Irak, argumentando que su sacrificio permitió a los iraquíes “forjar su propio futuro”.

Por: Telesur / La Radio del Sur

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s