(VIDEO+ANALISIS) Derecha fascista venezolana asesina a 4 jóvenes

Así marchó el Fascismo (Galería de Imagenes)

No hacía falta ninguna aptitud extraordinaria para deducir que el fascismo iba a utilizar a un montón de muchachos engañados para generar violencia y probablemente muertos.

Uno de los asesinados, Juan Montoya, Juancho, era un activista comunitario de la parroquia 23 de Enero de Caracas. La página fundamental del fascismo (www.lapatilla.com), encargada de hacer el trabajo sucio de embasurar la memoria de nuestros muertos, salió a los pocos minutos de la balacera a “informar” que Juancho había sido liquidado en un enfrentamiento con la Policía Nacional Bolivariana. Es su “trabajo”: liberar de responsabilidades a Leopoldo López y a los otros criminales que tienen semanas anunciando que hoy iba a ser “La Salida”.

El otro fallecido es un joven llamado Vasili Da Costa, de quien no se han proporcionado otros datos. Hubo además varios heridos de bala y por contusiones varias.

Sobre el asesinato de Juancho, líder de su comunidad y caballero muy querido por los grupos organizados de Caracas, los primeros testimonios hablan de un grupo de hombres que llegaron en motos a la avenida Universidad, dispararon contra el militante y huyeron a toda velocidad. No dispararon al azar ni contra un grupo de gente: escogieron a este camarada y no a otra persona. Los asesinos no son muchachos cabeza caliente: son criminales que saben lo que hacen y que tienen la sangre fría necesaria para perpetrar sus atentados selectivamente.

Exactamente el mismo esquema de otro asesinato de un militante en una concentración chavista: a Alejandro Dávila también lo mataron motorizados que desaparecieron en el tumulto.

Tampoco ahora es preciso ninguna dote adivinatoria para insistir en algo de lo que se habla hace rato, se denuncia, se grita, se sabe y se difunde: en las principales ciudades de Venezuela están activadas células del grupo paramilitar Águilas Negras y otras bandas de mercenarios ligados a la ultraderecha uribista. Que nadie abra la boca de sorpresa ahora, al recordar o percatarse de la íntima relación política existente entre los partidos de la extrema derecha venezolana y el tutor del narcoparamilitarismo colombiano con tentáculos en Venezuela.

El cierre de la jornada de hoy viene con cacerolazos y reflexiones. Los cacerolazos sólo indican que la tarea de caldear los ánimos comienza a drenarse en esta manifestación inofensiva aunque bullanguera. Este tipo de despliegue sirva para dejar fluir las energías represadas de un antichavismo que sigue sin aceptar que en Venezuela hay un Gobierno legítimo funcionando.

Las necesarias reflexiones son:

1) Hoy creyó López que al terminar el día, por algún arte mágica, él iba a ser nombrado presidente de la República; sólo ha conseguido que lo nombren asesino. Felicitaciones, Leopoldo: ya tienes muertos y heridos de qué jactarte.

2) Es probable que el derramamiento de sangre de hoy (12 de febrero) estimule a sus autores intelectuales a continuar con los desórdenes, y que éstos se prolonguen por uno o dos días más. Los venezolanos que creemos en la construcción de un país estamos preparados para eso.

Fuente: misionverdad.com

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s