EN COLOMBIA, 18 AÑOS DE CÁRCEL PARA LÍDER INDÍGENA ¿JUSTICIA O RETALIACIÓN POLÍTICA?

PORTADA-FELICIANO

Indignación es la palabra que describe el sentimiento de indígenas y luchadores sociales colombianos ante la detención del líder Feliciano Valencia. Mientras el Gobierno Nacional denuncia presuntas violaciones de los DDHH a Colombianos repatriados desde Venezuela, a lo interno criminaliza las luchas populares. Valencia es líder indígena en Piendamó, departamento del Cauca, y a pesar de que en el 2000 recibío en el Premio Nacional de la Paz hoy es perseguido por el Gobierno de Santos y tildado de guerrillero a pesar de que las comunidades de esta zona han resistido a una guerra donde guerrillas, paramilitares y militares están mezclados.

16

Según como indica la nota de el diario colombiano El Espectador del 17 de Septiembre de 2015 en su versión web “Por orden de la Sala Penal del Tribunal Superior del Cauca fue capturado por agentes del CTI de la Fiscalía en Santander de Quilichao (Cauca) el líder indígena José Feliciano Valencia. En fallo de segunda instancia fue condenado por los delitos de secuestro simple agravado y lesiones personales. Los hechos hacen referencia a la retención de un cabo tercero del Ejército en una Minga en el año 2008. Según las autoridades el militar fue retenido y maltratado por comunidades indígenas de Piendamó tras determinar que se había infiltrado en las manifestaciones que se llevaban a cabo en contra del Gobierno”.

Efectivamente en el año 2008 en el marco de la Minga Indígena y Popular en la localidad de Piendamó, departamento del Cauca, fue dectectada la inflitración de un militar vestido de civil, a lo cual se procedió con la aplicación de la Justicia Indígena y se le infligieron latigazos como está establecido. Por esta razón Feliciano Valencia fue procesado el año 2010 aunque en primer fallo fue absuelto. Sorprende entonces que hoy, tras reavivar este suceso se le haya condenado a 18 años de cárcel, bajo la acusación de secuestro.

 cric

Gustavo Petro, alcalde de Bogotá, afirmo que Conozco a Feliciano Valencia, sé que no es un delincuente, sé que la justicia del Cauca es una justicia blanca que no ha entendido el mundo indígena, muy ligada hace mucho tiempo con los que expropiaron las tierras a los indígenas, y que están muy ligados a una política incluso paramilitar que existe hoy en la región” y como no ser suspicaz si este líder se enfrentó en varias ocasiones al señor Ex Presidente Álvaro Uribe, hoy flamante senador de la República, el cual incumplió promesas políticas y sociales hechas a su comunidad ¿Se trata acaso de una retaliación a quien hoy día es símbolo de lucha y resistencia por la Paz en una región donde el tema es tan sensible?

Gustavo Petro gestures to supporters as he celebrates winning Bogota's mayoral race in Bogota, Colombia, Sunday Oct. 30, 2011. Voters on Sunday elected Gustavo Petro as mayor of Bogota, the first time an ex-guerrilla has won Colombia's second most important elected office.  (AP Photo/Fernando Vergara) Colombia Election

En este sentido Petro afirma que “Yo le pediría al fiscal que directamente asuma el caso y no permita que una justicia ignorante de la diversidad indígena tome decisiones y vuelva criminal la dirigencia indígena del Cauca porque se puede convertir en un conflicto muy violento”

Nuevamente, tomando una cita del diario colombiano El Espectador, El Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), que agrupa a más del 90% de comunidades indígenas de la región, se declaró en asamblea permanente para exigir que se respete la jurisdicción, dentro de la que Valencia Medina habría actuado para retener y castigar al soldado. Destacan también la “amenaza” que en este época preelectoral podría significar este hombre que, bajo su liderazgo, ha impulsado a indígenas de su comunidad para que incursionen en la política. Al menos siete alcaldías han sido ocupados por ellos, que se han caracterizado por resistir la guerra en su territorio.

A continuación El Centro de Comunicación Popular Nuestroamericano reproduce el comunicado oficial difundido por el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC) y se declara en solidaridad con todos los presos y perseguidos políticos de ayer y hoy en Colombia.

 LOGO CRIC

Comunicado a la Opinión Pública Nacional e Internacional

La Consejería  Mayor del CRIC informa y denuncia ante las autoridades indígenas del Cauca y de Colombia, así como a los hermanos indígenas del mundo y a las organizaciones sociales, y sectores democráticos y comunidad internacional,  la detención realizada en el día de hoy de Feliciano Valencia, autoridad de su resguardo en varios periodos, Consejero de nuestra organización periodo 2007- 2009, y persona activa en nuestro proceso.

Feliciano Valencia fue detenido el día de hoy martes 15 de septiembre de 2015, cuando regresaba a Santander de Quilichao luego de una sesión del programa de educación en Popayán. Se pudo establecer que se trata de una orden de captura del Tribunal Superior de Popayán tras  revocar el fallo de primera instancia que había declarado a Feliciano inocente respecto a acusaciones por hechos sucedidos en la María Piendamó en el año 2008, en desarrollo de la Minga Indígena y Popular. No se conocen los pormenores del fallo, pues no se ha celebrado a la fecha la audiencia de lectura del mismo, pero causa desconcierto que se modifique una sentencia de primera instancia tan clara y contundente.

El caso por el que se imputaron cargos a Feliciano Valencia es, en sí mismo, una violación del derecho constitucional a la jurisdicción especial indígena ya que, haciendo caso omiso a su existencia, se tipificaron acciones sustanciales a  la puesta en práctica de la misma (detención, investigación, juzgamiento,  aplicación de remedio) como acciones delincuenciales.  Sería un contrasentido que la Constitución haya dado unas funciones a las autoridades indígenas para que luego, en el momento en que se ejerzan, sea considerado ello un delito.

La jurisdicción especial indígena forma parte constitutiva del Estado Social de Derecho, Multiétnico y Pluricultural. El juzgamiento de Feliciano Valencia por presuntos delitos relacionados con el ejercicio de dicha jurisdicción, es un juzgamiento a todos los pueblos indígenas de Colombia; en este sentido consideramos que se ha constituido un golpe de Estado contra nuestros derechos constitucionales y que se ha revocado el Tratado de Paz que  la Carta Magna del 91 representó en nuestra historia, particularmente para los pueblos indígenas.

La Constitución también garantizó el derecho a la protesta social la cual hoy se encuentra seriamente amenazada por su judicialización y criminalización como en el caso del Congreso de los pueblos, la marcha patriótica y el movimiento indígena como en este caso específico de las grandes movilizaciones que realizamos en el año de 2008, y las que hemos venido realizando a lo largo de esta década.

Las comunidades indígenas del Cauca nos declaramos en Asamblea Permanente y llamamos al movimiento indígena y social para que estemos listos a defender nuestros derechos y para que no permitamos que, en cambio de avanzar hacia la paz, se avance en una guerra contra las organizaciones sociales y se acabe con el poco Estado social de derecho que va quedando en el país.

Popayán, Septiembre 15 de 2015.

Hora: 11.30 pm

CONSEJERÍA MAYOR

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s