MÁS ALLÁ DEL ODIO A CORREA

consulta_popular_si_y_no

En medio de un ambiente enrarecido en el país, que me recuerda a la camioneta que tumbó al “Loco” Bucaram, donde están montados casi casi todos los partidos: desde Lasso hasta el Presidente Moreno (AP), pasando por el MPD y un sector de la CONAIE. Una Consulta Popular y un Referéndum que han sido impuestos a trancas y barrancas por un gobierno que pierde legitimidad día a día.
Me permito reflexionar en cómo va a votar esa clase pudiente (o que creen serlo), que votaron 10 años o casi 10 años en contra de AP. Casi de inmediato aparece una respuesta: en general van a votar TODO SI. ¿Se volvieron Morenistas? Evidentemente que no. ¿Están desinformados? En general la derecha está bien informada. ¿Es el odio a Correa? Creo que en parte SI, pero eso no lo explica todo.
Por un lado, muestran su desprecio a Rafael Correa como persona, pero además a quienes de alguna manera representa: a las clases populares, indígenas, afrodescendientes, LGBTI, cholas, campesinas, de las y los explotados, de las y los mal vestido, y las de aquellos que bregan por transformar esta realidad política y social aun teniendo alguna comodidad en su vida.
Por otra parte, se podría explicar el peculiar apoyo al SI, de esta élite, por sus valores o mejor dicho por sus ANTIVALORES. Y no me refiero a los dirigentes políticos -que tienen metidas las manos y hasta las “mangas” en la actual coyuntura-, sino de la gente común, que está plenamente consciente del reparto, de la troncha que se pretende, y del circo que se ha montado.
A esta clase pudiente parece no importarle quién o cómo se haga con el poder político, sino que sea de su bando, es decir habría DESHONESTIDAD en su conciencia.
Ya ni siquiera guardan cuidado de las apariencias, apoyando un burdo engaño que atropella todo lo que pasa por delante sin el menor rubor, es decir habría DESVERGÜENZA y PREPOTENCIA en su accionar.
No denotan cultivar amistades o lazos duraderos, solamente intereses de coyuntura, es decir habría DESLEALTAD en sus relaciones.
Por si fuera poco lo antes dicho, se suma su forma de enriquecimiento en base a la especulación financiera, a la explotación de las y los trabajadores y al vampiresco aprovechamiento del Estado, siendo muy malos capitalistas puesto que muy poco producen, cabría hablar de MEDIOCRIDAD en su forma de hacer dinero.
A otro segmento, que viniendo desde abajo, que a pesar de no haber nacido en cuna de oro pero quieren pertenecer a la “crema y nata”, se les puede endilgar un claro ARRIBISMO.
Los antes mencionados, por supuesto, no creen en la DEMOCRACIA, creen en la PLUTOCRACIA, O en la ARISTOCRACIA. Y así forman a sus vástagos entre deshonestidad, desvergüenza, prepotencia, deslealtad, mediocridad y a veces arribismo,
todo por supuesto, adornado de glamour con aires europeos o norteamericanos. ¡Que burguesía de mierda!
¡Queda ver si el pueblo llano se lo permite! Y dónde, en caso de que no logren su asalto al Gobierno del traidor, más de uno tendrá que hallar su vergonzoso escondite.

Por: Andrés Sotomayor.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s